23/8/11

Curacao, tatuajes y bigotes, Mario Conde y demás conclusiones de un viajes para el recuerdo

Bien, estoy momentáneamente de vuelta a Madrid y tengo unos minutos para contaros la experiencia de mi viaje, el viaje de colegas, al desconocido Curacao.

Como soy un tío ordenado, ejem! Voy a intentar desarrollar mis pensamientos por apartados. Bueno, en parte lo voy a hacer porque llevo tiempo sin escribir nada medianamente serio y ante las ganas de querer meterlo todo no quiero caer en el caos ni que se me olvide nada.

The island:

Esta isla, que pertenecía hasta hace poco a Holanda (y en parte sigue perteneciendo) se muestra como un centro de posibilidades. Si bien el año pasado llegamos a Grecia diez años tarde (sobre explotación, gente adolescente, desfase low-cost, etc..) este año presiento que, como dijo Murdock, llegamos diez años pronto.  Lo que ha sido y sigue siendo, según nos comentaron, el centro financiero de las tres islas coloniales ABC (Aruba, Bonaire, y Curacao) se muestra todavía como un bebe en pañales en cuanto a turismo se refiere. Se ven cositas, si, pero le falta todavía gente y animación.  Eso si, la materia prima la tiene: Playas increíbles, beach clubs muy bien puestos, lugares de marcha, clima cálido pero casi sin lluvias ni huracanes y uno de los spots mejores para la práctica del submarinismo. Además, ya hay buenos campos de golf, hoteles impresionantes y muchos servicios en crecimiento, además de contar con una población servicial y encantadora. Sin embargo, la gente, todavía falta por llegar.
De las tías buenas, bueno, de eso mejor ni hablamos....

The moustache:

Como buenos freakies que somos nos dejamos los 12 (-1) bigote para el viaje. Si, una tontería como otra cualquiera que dio lugar a multitud de comentarios. Curiosamente, en nuestra primera parada en Amsterdam, el bigote no llamó demasiado la atención. Sin embargo en Curacao la gente nos paraba por la calle e incluso se querían hacer fotos con nosotros. Además, no sé porque motivo, alguna gente pensaba que estábamos rodando una peli porno. Nos lo preguntaron varias veces lo que me da que pensar sobre el tipo de pelis de adultos que siguen viendo los holandeses. Chicos, el VHS ha muerto!!

Aparte de estas bromas tengo que decir que se confirma que el bigote es el aditivo facial de menor aceptación a nivel mundial. Cualquier persona, como me ha pasado a mi, con perilla, tatuajes, pendientes y hasta un diente de oro (look normal entre los locales de allí) puede preguntarme estupefacto porqué llevo ese estúpido bigote.  En fin!
iPads y demás pantallas

Que el mundo cambia es algo que a la vista está. Pero el hecho de que el mundo está cambiando y Apple tiene mucho que ver también. Antiguamente todo el mundo se reunía alrededor de una radio. Luego la radio pasó a ser una tele. La tele dio lugar a varias teles lo que hizo que ya nadie se reuniera sino que se desuniera para ver SU tele en SU espacio.
Pues bien, en este viaje se ha constatado que cada uno tiene (o tendrá) en breve su espacio cuando quiera: había momentos en que 12 tíos estábamos cada uno mirando un iPad, un Iphone o algo equivalente. Vivir para ver.  Aunque si, había momentos en que algunos leíamos...

Mario Conde

... Y es que hasta 3 personas nos llevamos el ladrillo de libro que ha escrito Mario Conde. Sólo llevo 400 páginas pero reconozco que da para una muy buena película. En el libro el bueno de Mario asume dos cosas que son básicas y creo que evidentes. Las risas luego, por favor:

1-Que es inocente
2-Que no tenía ni tiene ninguna ambición

Ja, ja, ja...
Y es que según cuenta, el pobre no es más que un santo varón al que el Sistema se encargó de encerrar. A veces da hasta pena el hombre. Y es que además reitera que no quería en ningún caso ser presidente de nada, que quién le mandaría meterse en ese lío. Pero bueno, con 39 años era presidente de uno de los bancos más importantes de España, qué habría hecho con un pizca de ambición, invadir Polonia?

Eso si, el libro menos sexo (que es lo que habría que añadir en el film) tiene de todo: poder, traición, política, conspiraciones, engaños y dinero. Mucho dinero.

Tattoo world

La deriva mundial hacia el tatuajismo más macarra me sigue inquietando. Cada vez es más raro encontrar en las playas a gente sin sus brazos cubiertos de horribles dibujos macarrónicos. Además de los tatuajes también están de moda los piercings y luego esas movidas que te amplían para siempre el lóbulo de la oreja. Sabéis a lo que me refiero, no? Un horror. Y yo soy el raro por dejarme bigote 15 días, si es que...

Dutch girls

Si, aquí voy a ser muy directo y muy cruel. Las holandesas no están buenas. No. Es un mito o un recuerdo o una fantasía creada por Paul Verhoeven. Son gordas en su mayoría, como ocurre en casi todos los países civilizados. 

Si están buenas, que de todo hay, son, por usar un símil gastronómica de fácil digestión, un croissant recién hecho. Son dulces, ligeras en apariencia, de aspecto desgarbado pero bastante deliciosas al final. Eso si, eso es siempre a los 20 años.
A los 25, no más tarde, ya son esas palmeras gruesas que venden en las tiendas de barrio. Pierden la forma y bueno, te las puedes comer pero sin mucho entusiasmo. 
A los 30, casi sin remisión, ya son los bollos industriales con plástico de esos que te venden las máquinas de vending de cualquier empresa, yo creo que te las comes sólo cuando tienes mucha hambre y luego te sientes fatal. Un drama, oye. Qué ritmo exponencial de engorde las chavalas! En todo caso no voy a ser muy c*abrón que aquí pasa casi lo mismo. Queréis un símil con la tortilla de patatas?

Big world in a small world vs. Spain
He querido titular de esta forma el último apartado de este artículo, de un tema que me acuerdo ahora mientras escribo. Un tema que me ha impresionado de sobremanera. Al documentarme para el viaje (reconozco que como mucha gente no sabía casi nada de Curacao aunque no pensaba que era Brasil), leí que el idioma oficial era el papiamento. Bien, según wikipedia y demás fuentes del saber, también hablaban holandés. En ese caso estábamos listos. Cual fue mi sorpresa la comprobar, nada más llegar, que todo el mundo del aeropuerto y alrededores hablaba inglés. Bien, la cercanía con USA y la televisión sin doblaje en todo el mundo obra milagros, thumbs up! No obstante mi sorpresa fue en aumento cuando la gente empezó a hablarnos en español. Cómo? Español? Si claro, "lo aprendemos en el colegio pero no lo hablamos muy bien.."

Me quedé atónito. Cualquier español de a pie mataría por hablar igual de bien inglés. Luego rectifiqué: a muchos españoles de a pie ya les gustaría hablar así de bien el español. Y es que, según me decían, ellos tenían que aprender muchos idiomas por que lo lógico es que acabasen trabajando en Europa o en Estados Unidos. Ah, claro, y no pierden el idioma original? "Pues no", me contestaban, "el papiamento es nuestro idioma, también el holandés pero hay que hablar los otros también".

Sin duda una valiosa lección para los políticos de boina enroscada de nuestro país. Aunque claro, a mayor amplitud de miras está claro que menos votos. Seguro que les va mejor así, sin inglés y casi ya sin español. Hay que ser idiota...

Y esto es todo amigos, creo que lo vuelvo a dejar hasta septiembre!
Have fun and stay single!

9/8/11